Documento sin título

http://www.facebook.com/

 

[Argentina] La interna peronista 33 y 1/3

Parafraseando al sagaz centrodelantero Gary Lineker, las legislativas son elecciones de 24 distritos, pero al final sólo importa quién gana la provincia de Buenos Aires. ¿Por qué? En principio porque es la provincia más grande y la que elige mayor cantidad de diputados, pero también por su capacidad predictiva. Como señaló hace unos días Andrés Malamud en Twitter, las elecciones legislativas bonaerenses casi siempre anticipan la suerte del gobierno en la próxima presidencial.

Y dentro de estas elecciones bonaerenses, como ya sucedió tantas veces, el foco está en la interna peronista. El lanzamiento epistolar de Randazzo para competir en las PASO contra Cristina Kirchner, y la negativa de ella a competir contra su anterior ministro conformando el frente Unidad Ciudadana, se convirtió en la novela política del año.

Pero en el peronismo no sería la primera vez que un ministro se rebela y compite en elecciones contra su ex jefe/a. Luego de su salida de Economía, en 1997 Cavallo creó Acción por la República y se presentó como candidato a diputado en la Ciudad empardando al candidato de Menem, Daniel Scioli. En 2007 Roberto Lavagna, luego de ser eyectado de Economía por Néstor Kirchner, enfrentó en las elecciones presidenciales a su esposa. En 2013 Sergio Massa, luego de su paso por la jefatura de gabinete, le cortó el sueño de la re-re y el “vamos por todo” a Cristina Kirchner. Ahora quien pretende retirarla de la política es quien fuera su Ministro del Interior durante los ocho años de mandato. Pero a diferencia de Menem, Kirchner y de ella misma en 2013, ahora Cristina Kirchner cuenta con dos desventajas: no es ni presidente de la nación ni líder del peronismo (al menos formalmente). Deberá competir con su antiguo ministro desde el llano, o incluso desde abajo ya que, en la decisión de evitar la competencia en las PASO, le dejó a Randazzo el Partido Justicialista servido en bandeja. Y el PJ no es sólo el logo y la marchita, sino también unos 30 millones de pesos de aportes públicos para campaña electoral y muchos minutos de espacios audiovisuales gratuitos, que ahora gozará Randazzo gracias al desempeño del partido en 2011 y 2015.

Sin embargo, tampoco sería la primera vez que se resuelve la interna del peronismo en la elección general, compitiendo el PJ oficial contra su disidencia. Y aquí la experiencia no es auspiciosa para Florencio. En 1985, aun cuando el poder de los sellos partidarios parecía mayor, y ante las maniobras de Herminio Iglesias para impedir que los renovadores le disputen el poder en las internas, Cafiero decidió disputar el liderazgo del peronismo por afuera, en la elección general, que terminó en paliza: 27% para el Frente Renovador y casi 10% para el FREJULI. La elección la ganó la UCR encabezada por Moreau, pero el foco estuvo en el triunfo de Cafiero en la interna peronista, quien sólo dos años después se convertiría en presidente del PJ y gobernador de la provincia. La otra gran batalla bonaerense por el liderazgo peronista fue en 2005 entre el presidente de la Nación, Néstor Kirchner, y el presidente del partido, Eduardo Duhalde, aunque en realidad compitieron a través de sus esposas. Con la ventaja de dar la disputa desde el poder del Estado, el Frente para la Victoria casi triplicó al PJ, y poco tiempo después Kirchner se transformaría en el presidente del partido. Sin embargo, el reinado le duraría poco ya que renunció en 2009 luego de caer en las legislativas contra De Narváez y Solá, representantes del peronismo disidente. Sin embargo, “el colorado” nunca pudo obtener la presidencia del partido. En el mismo 2009 los Kirchner impulsaron una reforma política y lograron la sanción de las PASO, con la idea de contener las disidencias dentro del partido. Sin embargo, en 2013 Massa volvería a desafiar por afuera al PJ con una victoria contundente, aunque nunca mostró la intención de disputar el liderazgo partidario, al menos en el corto plazo. Este interrogante se plantea ahora con la disidencia de Cristina Kirchner al conformar Unidad Ciudadana: ¿es sólo la forma práctica que encontró para evitar la primaria con Randazzo y, en caso de ganar, volver al peronismo o es una apuesta por formar una nueva agrupación unipersonal sin lugar para las disidencias? ¿Hay espacio en una provincia para tres peronismos o Massa y Cristina ya no pretenden representarlo?

Mientras desde el gobierno observan con entusiasmo la fragmentación del peronismo, habrá también quien recuerde aquello de que “los peronistas somos como los gatos: cuando gritamos creen que nos estamos destrozando, pero en verdad nos estamos reproduciendo”.

The following two tabs change content below.

Danilo Degiustti

Politólogo y profesor de la UBA. Becario Conicet.

Aun no hay comentarios. Sé el primero.!

Deje un comentario

 

— required *

— required *