Documento sin título

http://www.facebook.com/

 

[Argentina] ¿Una elección o veinticuatro elecciones?

Tener una mirada rioplatense de la política argentina lo puede llevar a uno a soslayar aspectos centrales de lo que pasa en las provincias de nuestro extenso país. Los medios de comunicación más influyentes están asentados en los márgenes del Río de la Plata y caen en el error (o la tentación) de “portenizar” toda lectura política.

Por eso viene bien hacer esta aclaración: desde un punto de vista formal los argentinos solo tenemos una elección “nacional” cada cuatro años. Esto se produce cuando la categoría “presidente y vice” se hace presente en todos los cuartos oscuros del país. Solo por esta vez la Argentina se transforma en un distrito único. Una misma boleta en cada pupitre de cada centro de votación para todos los electores. Esta es la única elección que amerita interpretaciones generales. Es la única en la que el presidente en ejercicio valida su poder en caso de reelección o en la que un partido de gobierno busca la continuidad en el poder. Esta categoría opaca al resto de las categorías, y cuando esto ocurre se da el célebre efecto arrastre o lastre, depende de la envergadura de cada candidato y de las circunstancias de cada momento.

Hecha esta aclaración corresponde poner las cosas en su lugar. En las elecciones de medio término el presidente no valida su gobierno, su nombre no está en ninguna lista del país. Por el contrario, se trata de 24 elecciones distintas en donde la situación nacional puede influir de muchas maneras pero que no es fácil determinar ni generalizar. El carácter limitado de estas interpretaciones se debe entre otras cosas a que la realidad termina siendo determinante. Hay provincias en donde el gobernador está cuestionado o por el contrario es “el gran elector”, en donde el gobierno nacional tiene candidato y en otras no, en donde las malas prácticas electorales provinciales contagian a las elecciones nacionales. Además, por la extensión y diversidad de nuestro país contamos con provincias que atraviesan una mejor situación económica que otras. Por lo tanto, la idea del plebiscito nacional a la gestión de Cambiemos es limitada tanto para los que anticipan una buena elección como para los que, por el contrario, sostienen que se podría consumar una derrota del oficialismo.

Todo esto explica el por qué en provincias lindantes, con una realidad común o parecida, el oficialismo nacional puede tener un candidato fuerte en una y débil en otra.

En el caso de insistir con esta idea del plebiscito ¿qué se tomará en cuenta? ¿Se sumarán los votos de cada elector a partir del clivaje oficialismo opositor? Difícil. ¿Se realizará una suma por distritos ganados a partir del mismo clivaje? O ¿Se procederá a determinar cuántas bancas ganó o perdió el oficialismo o la oposición? Ahora bien, cualquier interpretación es limitada ya que insistimos, el único momento en el que no hay dudas acerca de la exposición del presidente es cuando la categoría esté efectivamente en juego. Y esto ocurre cada cuatro años.

Lo que sí podría ponerse a consideración es la estrategia de las principales fuerzas políticas para mejorar su posición en el Congreso. Esto es fácil de mensurar. ¿Cambiemos tendrá más bancas en diputados y senadores? ¿Dentro de este espacio cuales son los partidos que más ganan? El mismo análisis debería hacerse con relación a las fuerzas de la oposición. Luego de la implosión del Frente para la Victoria quienes ganan, quienes pierden. La ex presidente aferrada a la suerte que le pueda dispensar un distrito. El distrito más grande, sí, pero uno de 24. La debilidad es evidente. El partido Justicialista fuerte en varios distritos, débil en provincia Buenos Aires. Alianza 1Pais, fuerte en provincia de Buenos Aires, débil en el resto del país.

Por lo tanto, paciencia y mesura. Un análisis serio requiere una mirada distrito por distrito, con su especificidad para luego si contabilizar cuantas bancas obtienen y pierden los que compiten en estas elecciones legislativas.

The following two tabs change content below.
Politólogo de la Universidad de Buenos Aires. Director de Transparencia Electoral y Noticias Electorales.

Aun no hay comentarios. Sé el primero.!

Deje un comentario

 

— required *

— required *