Documento sin título

http://www.facebook.com/

 

[Colombia] Las elecciones no son simples matemáticas

Hace dos semanas atrás, luego del cierre de las mesas de votación, formaba parte de la Misión de Observación Electoral de Transparencia Electoral en las elecciones presidenciales de Colombia. Junto al resto de miembros de la Misión nos encontrábamos en el pabellón de medios en CORFERIAS, viendo los resultados del preconteo -que fueron arrojados de manera ágil-, y fue allí cuando comenzaron las primeras hipótesis: ¿Fajardo aceptaría rápidamente el tercer puesto o solicitaría recuento de votos, ya que la diferencia con Petro era de menos del 2%? ¿Cómo serían las alianzas para la segunda vuelta? ¿A quién apoyaría cada candidato que no obtuvo los votos suficientes? ¿A Duque? ¿A Petro? La suma de los votos de los candidatos que quedaron segundo y tercero  era de casi el 50%

Por ello, esa misma noche los candidatos a presidente que seguían en carrera, Duque y Petro, comenzaron a jugar sus cartas y moderar sus discursos, buscando el apoyo del resto de sus contrincantes, así como también de todos aquellos votantes que tendrían que seducir para la segunda vuelta.

Tanto Fajardo como De La Calle manifestaron que votarían en blanco, pero los partidos de coalición que llevaron sus candidaturas se han pronunciado claramente por una u otra opción.

Sin embargo, las elecciones no son simples matemáticas, sino que hay múltiples variables que influyen en los resultados y esas son las que debemos considerar para entender lo que ocurra este domingo.

Estamos observando un país que fue fuertemente golpeado por más de 50 años de conflictos de guerrillas internas, así como por el narcotráfico –que aún no se ha acabado-, esto genera que tengamos una sociedad harta de estos conflictos, que se ha pronunciado en contra de lo acordado en el Tratado de Paz – recordemos el plebiscito del 2016- ; y si continuamos con los números debemos resaltar que más del 73% de los votantes son menores de 45, y es en este grupo que encontramos al cúmulo de votantes que se han sentido desplazados de las políticas de Estado, que priorizaron la firma del Acuerdo en lugar de centrarse en políticas destinadas a mejorar la calidad de vida de la mayoría de la población, sean estas, las destinadas para las clases medias o las clases bajas.

Si miramos un poco más de números, Duque obtuvo 39,14%, esa victoria fue en 23 de los 32 departamentos, inclusive en 7 que se consideraban bastiones del actual presidente Santos-que no presentó candidato propio- ; en tanto que Petro consiguió 25,08% triunfando en 9 de ellos. Pero recordemos que la gran sorpresa del 27 de mayo fue que Fajardo ganó en Bogotá y en los municipios del distrito capital, donde se encuentran la mayor cantidad de votantes y será donde deberán trabajar los candidatos para asegurarse la contienda.

Además, celebramos el aumento de la participación electoral, pero la misma aún se encuentra apenas por arriba del 50% del padrón y se teme que se vea disminuida en esta segunda vuelta.

Así que nos preguntamos ¿han llegado a sus techos los candidatos? O ¿qué pasará en la segunda vuelta?

Otro tema que está ocupando horas en los medios es si se realizará el próximo jueves 14 el Debate Presidencial Final. Algo que ha sido destacable en Colombia es la cantidad de debates presidenciales antes de la primera vuelta, pero ahora que quedan sólo dos candidatos la realización del mismo aún está en duda. Recordemos el famoso debate de Nixon Vs. Kennedy y seguro que sus asesores de campaña tienen presente el refrán de “quién está ganando no debate”, así que nos toca esperar unas horas y ver si tendremos un “debate” o sólo un candidato hablando con la prensa y aprovechando los minutos de fama a través de la casi cadena nacional que implicará este espacio en los medios del país.

El próximo domingo los colombianos decidirán su futuro y deberán elegir entre el candidato de los 12 mandamientos, que representa la izquierda y busca #LesVamosADarLaVuelta a la segunda vuelta O el candidato de la derecha, que aboga por el #FuturoEsDeTodos y por ello ha sumado a los viejos de la política para llegar al poder, jugada que debemos ver el domingo hacia donde inclina la balanza.

El pasado 27 de mayo, la tarjeta electoral era amplía y esto contribuyó a una alta participación de los votantes que pudieron distribuir sus votos entre las variedad de opciones que había, pero ¿qué pasa cuando hay dos candidatos bien opuestos en cuanto a sus propuestas e ideales? Para responder esta pregunta deberemos esperar nuevamente unas pocas horas luego del cierre de las mesas de votación del próximo domingo para conocer qué camino elige el pueblo colombiano. Y aún unos meses más para evaluar las políticas que finalmente implemente el que llegue al gobierno.

Y aunque en este texto, nos hemos centrado en los dos candidatos hombres del domingo, las mujeres tienen un papel trascendental, porque lo que sí es seguro es que en Colombia tendremos la primer vicepresidente mujer del país. Por lo que esperamos que desde su rol en el Gobierno trabaje para romper los obstáculos que tienen las mujeres en la vida política y luche en pos de la inclusión y representación de la mujer en todos los ámbitos de la política.

The following two tabs change content below.

Camila Rojas

Lic. en Comercio Internacional especializada en Finanzas de la UADE. Coordinadora de Misiones de Observación Electoral de Transparencia Electoral.

Últimas entradas deCamila Rojas (ver todo)

Aun no hay comentarios. Sé el primero.!

Deje un comentario

 

— required *

— required *