Documento sin título

http://www.facebook.com/

 

Entrevista a Ruben Perina: “Maduro tiene prisioneros a una mayoría de países del Caribe a través de Petrocaribe”

Rubén Perina es doctor en Relaciones Internacionales de la Universidad de Pennsylvania. Enseña sobre el Sistema Interamericano y la Democracia, en las universidades Georgetown y George Washington. Además, tuvo una dilatada carrera de más de 30 años en la Organización de Estados Americanos, donde fue uno de los artífices de la Unidad para la Promoción de la Democracia, que en 2001 lograría la aprobación de la Carta Democrática Interamericana.

Leandro Querido, Director de Noticias Electorales, lo entrevistó sobre la situación que actualmente atraviesa Venezuela y las acciones que se pueden articular desde la OEA. A continuación sus declaraciones:

Mucho se pregunta qué pasa en la OEA en cuanto al tratamiento de lo que pasa en Venezuela. ¿Cómo lo ve?

El tema de Venezuela refleja de alguna manera las debilidades de la organización porque no se puede conseguir el consenso que se necesita para condenar lo que está pasando, pero de todas maneras, en el último año, a partir del informe del Secretario General, se ha renovado el activismo de la organización, aunque no formalmente, con declaraciones y resoluciones; un renovado activismo en el tema de Venezuela porque es un tema que afecta y preocupa a muchos miembros.

En su momento el gobierno de Chávez, en “la primavera chavista” se dio como una estrategia acerca de la OEA, de hecho el chavismo tuvo una impronta muy importante en este organismo pero, ¿cómo es la situación hoy? ¿Hay cambios de posición con respecto a los estados parte, se están produciendo cambios que todavía son un tanto imperceptibles, cómo está la relación de fuerzas y qué es lo que se discute dentro del organismo hoy?

Sí bueno, el chavismo hasta el 2015, más o menos, cuando hay cambios en importantes países de la región como en Argentina y Brasil, podían tranquilamente, con lo que yo llamo la alianza chavista, bloquear cualquier discusión; no permitían siquiera que se tocase el tema de Venezuela en el organismo. Pero, a partir del 2015, con la llegada de nuevos gobiernos en Argentina, Brasil y Uruguay, ha habido una apertura. Hay unos 14 países que hoy día, capaz 18 países, que hoy día, sí están dispuestos a analizar el tema. Así lo han hecho, han logrado quórum suficiente para tratar de aplicar la Carta Democrática Interamericana. El 31 de mayo precisamente pudieron primeramente convocar la reunión de cancilleres en la OEA, pudieron tratar nuevamente el tema, aunque no pudieron conseguir una resolución que condenase al régimen. Pero si ha cambiado: Venezuela, el chavismo, Maduro, en realidad todavía tiene prisioneros, por llamarlos de alguna manera, ya sea por extorsión, o presión o una mayoría de países del Caribe a través del programa Petrocaribe; y tiene también algunos países todavía en lo que yo llamo una alianza en decadencia o en disminución junto a países como Ecuador, Republica Dominicana, Nicaragua, El Salvador, que apoyan, aunque no con tanto fervor, a Maduro y al chavismo. Hay un pequeño cambio. Vamos a ver qué pasa en la próxima Asamblea General en México precisamente el 18 y 19 de Junio y en la continuación de la reunión de consulta. Como decía antes, la reunión de consulta del 31 de mayo lamentablemente y quizás para la oposición venezolana fue muy decepcionante porque no se pudo llegar a un consenso, ni a los 23 votos para una declaración de condena del régimen chavista. Todo el mundo lo dice, de hecho en esta reunión de cancilleres, por los menos entre 14 y 18 países que yo llamo democráticos, a lo mejor los de la alianza democrática -para calificarlo de alguna manera- ya han constado, y esto es significativo, más el informe del Secretario General, han podido constatar que en Venezuela ha ocurrido una ruptura del orden democrático, la cual ellos se comprometieron a defender, a promover en la carta democrática, ese es un paso significativo.

Y es un organismo donde cada Estado parte tiene un voto, hay Estados muy importantes como Estados Unidos, hay países en frente como los antípodas muy pequeños en el Caribe. Es un organismo muy horizontal. Mi pregunta es el pasaje de la gestión Barrack Obama a la de Trump generó un cambio de EEUU con respecto a la OEA y sobre todo teniendo en cuenta el caso Venezuela.

Sí, quizás se ha esclarecido la posición norteamericana en la OEA, ahora un poco más críticos. Porque antes no querían aparecer como los únicos que criticaban, por no darle al chavismo la oportunidad de decir que el imperialismo está de vuelta, que EEUU es el que está tratando de derrocarlo. Y han promovido excesivamente lo que se podría llamar el fracasado “dialogo”. Insisten con el dialogo. Claro, no quieren aparecer como los ogros o los antidemocráticos y, por eso, han insistido en el dialogo. Hoy día no tanto en la OEA, pero ya se ve que en la administración Trump han promovido unas nuevas sanciones individuales contra los jueces de Tribunal Supremo de Justicia en Venezuela y el vicepresidente. Sanciones que empieza a tocar individualmente los miembros del régimen. Esto pude ser un ejemplo para otros países, si no se consigue una declaración, una condena una decisión colectiva sobre qué hacer, sobre qué tipo de sanciones se pueden realizar colectivamente. Cada país pueda empezar sanciones individuales; Paraguay ha sacado a su embajador, Panamá está pidiendo una investigación sobre las cuentas bancarias del vicepresidente venezolano. Los países podrían empezar a tomar posiciones más duras. Hay cuestiones como el embargo de armas, la ruptura de relaciones comerciales. Hasta el Mercosur apoyó a Venezuela.

Sobre esto que está marcando usted de la decisión de la administración de Trump de ir más fuerte contra Venezuela, se puede agregar que, esta semana, hubo dos declaraciones importantes. Por un lado la administración Trump pidió que se saque de la comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y por otro lado Trump cargó bastante fuerte contra Goldman Sachs que compro acciones de PDVSA a un 30% de su valor dándole al gobierno de Nicolás Maduro un ingreso muy importante de dólares

Así es, sin embargo no dejan de hablar del tema del diálogo, que para mí es problemático, porque nadie puede dejar de ofrecer el diálogo, mediación, invitar al dialogo, porque claro, es la solución de rigor. Pero, para mí, el dialogo es ya fracasado. A los chavistas tampoco les interesa el dialogo, porque necesariamente tiene que terminar en elecciones, que es la única solución democrática que hay. Las elecciones son el suicidio para el chavismo, no sé si me explico, a ellos ya no les interesa el diálogo, no les interesa las elecciones, no les interesa ni siquiera la constitución bolivariana, porque ahora están queriendo cambiarla, lo que era la mejor constitución del mundo para ellos, ahora la quieren cambiar por algo corporativista, donde seguramente van a eliminar la vigencia de la democracia representativa en las elecciones directas y secretas por elecciones al estilo de la democracia popular en Cuba donde no hay elecciones directas libres y secretas.

¿Qué salidas ve usted? Dice que es complicado el diálogo para las dos partes.

Bueno, hay varios escenarios. Una puede ser, mas allá de las elecciones, supongamos que no hay elecciones, qué puede pasar, bueno, puede haber una salida negociada en el sentido que los chavistas accedan a elecciones pero con cierta impunidad o inmunidad para ellos, que puedan salir del país, ir a Cuba. También puede ocurrir una fragmentación militar que aparentemente ya está ocurriendo, hay militares detenidos y eso puede llevar quizás a un golpe de Estado, esto es muy probable, cada vez más, me parece.

Sobre los cambios en la OEA, muchos se deben a cambios en algunos gobiernos de la región y queríamos preguntarle por la política exterior que está desempeñando la cancillería de la Argentina y el gobierno de Mauricio Macri. Esta semana se anunció la renuncia de Malcorra, supuestamente por motivos personales, pero, más allá de eso, ¿qué opinión tiene acerca de la política exterior de nuestro país?

Bueno, yo me siento mucho mas cómodo con la política actual. En el tema de Venezuela, no entiendo mucho este continuo apoyo al diálogo, porque es un diálogo fracasado y, para muchos, representa una cortina de humo que le permite al chavismo continuar en el poder. En la OEA, en la última reunión de cancilleres, se ha propuesto la mediación de un grupo de países de la OEA que podrían mediar una resolución del conflicto, pero la mediación necesariamente tiene que terminar en elecciones y yo creo que el gobierno venezolano nunca lo va a aceptar, porque es suicidio, es el fin del chavismo, es el fin de todo lo que representa estar en el poder. La posición Argentina es loable, el gobierno anterior apoyaba fuertemente al chavismo y ahora es una posición en pro de los derechos humanos, en pro de la democracia.

The following two tabs change content below.
Politólogo de la Universidad de Buenos Aires. Director de Transparencia Electoral y Noticias Electorales.

Aun no hay comentarios. Sé el primero.!

Deje un comentario

 

— required *

— required *