Documento sin título

http://www.facebook.com/

 

Entrevista: Ex vicepresidente de Bolivia, Víctor Hugo Cárdenas: La búsqueda de la reelección indefinida de Evo Morales “es parte de su cultura autoritaria”.

Víctor Hugo Cárdenas fue vicepresidente de Bolivia (1993 – 1997) durante la presidencia de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Además, es uno de los fundadores de la CSUTCB (Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia), en la que están agrupados los campesinos indígenas de ese país.

Leandro Querido pudo entrevistarlo en el programa “Entre Fronteras” que se transmite en Radio Nacional. Estas fueron sus declaraciones:

Quisiéramos una lectura de lo que está sucediendo en Bolivia. Sabiendo que hubo en el último tiempo algunos procesos electorales que no han sido o no han tenido acompañamiento al gobierno de Evo Morales como fue ese referéndum y las elecciones regionales. Queríamos preguntarle hasta dónde puede llegar esta intención del oficialismo de presentar a Evo Morales como candidato en el 2019.

En el 2007 y 2008 en Bolivia se hizo una Asamblea Constituyente que formó nuestra Carta fundamental, nuestra Constitución política del Estado. En el proyecto original de dicho documento el partido de Evo Morales planteó reelección indefinida. Una vez que avanzaron las discusiones, la oposición logro frenar la aprobación de este artículo y se quedó en una transacción entre oficialismo y oposición de una sola reelección.

Evo Morales públicamente salió delante de los observadores de la OEA, de la Unión Europea, de delegados gubernamentales de Brasil, Colombia y otros países; diciendo que para facilitar la aprobación de la nueva Constitución él renunciaba a las dos reelecciones y se quedaba con una sola reelección y así quedó en el documento constitucional. Sin embargo, su afán por tener reelección indefinida siempre se ha mantenido, tanto que la tercera gestión fue contra la Constitución y la ley. El tribunal nombrado por él le facilitó la reelección y ahora intenta hacerlo por una cuarta gestión, otra vez pisoteando la constitución y normas legales.

¿A qué se debe esto? ¿El oficialismo no tiene candidato, no tiene otra persona en su interior que pueda de algún modo reunir al electorado que hoy día vota a Evo Morales?

Efectivamente, en casi 11 años de gobierno y más de 15 años de vida política el partido de gobierno solo gira en torno al liderazgo cocalero de Evo Morales, no hay una figura de relevo. Su acompañante, Álvaro García, no tiene apoyo a nivel nacional, incluso en el propio partido (Movimiento al Socialismo) no tiene la simpatía mínima requerida. Gira en un proyecto caudillista y personalista, es una pena que eso ocurra y la factura ahora quieren que la  pague todo el país.

¿Cómo está la oposición ante este tema? Sabemos que en elecciones regionales les ha ido bien, pero son liderazgos regionales. ¿Tiene hoy la oposición un liderazgo nacional para enfrentar esta intención por parte de Evo morales de forzar la constitución de Bolivia?

En Bolivia todavía no hay una oposición, hay varios opositores a nivel nacional y regional. Hay un proceso de acercamiento, de diálogo, que podría crear en el mediano plazo y en el año venidero las bases de una alternativa unitaria, ojalá eso ocurra pero por los momentos todavía existe una oposición fragmentada.

En Bolivia se está tratando en este momento, desde el oficialismo, que se apruebe esta posible reelección indefinida. En cambio, en Ecuador, el presidente Lenín Moreno está intentando hacer una consulta popular para preguntarle a la población si está de acuerdo con esta reelección indefinida o si la quiere derogar. Le quiero preguntar a usted ¿Por qué en América Latina la reelección indefinida es tan mal vista y, por ejemplo, en Europa, en Alemania, Ángela Merkel fue reelecta por cuarta vez y no tuvo estas críticas como las tiene algunos gobiernos latinoamericanos?

La primera respuesta sería que en Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Venezuela, hay gobiernos con orientación marxista-leninista y usted sabe que Lenin dijo “las elecciones no son el camino mas apetecido para llegar al poder”. Hay una concepción instrumental de llegar a las elecciones, una concepción instrumental de la democracia; es decir, estos grupos marxistas-leninistas, estos líderes son caudillistas, personalistas, que  utilizan la democracia para acceder al poder y, una vez en el poder, no les gusta soltar el maravilloso instrumento del poder, como ellos denominan. Así que están cumpliendo ese propósito.

Evo Morales y Álvaro García en Bolivia no tienen una historia democrática. El presidente viene de un sindicalismo autoritario y el vicepresidente viene de un experimento guerrillero fracasado. Así que, de demócratas, solo tienen la impostura. Entonces, lo que están haciendo con la reelección indefinida y otras acciones es simplemente parte de su cultura autoritaria.

Respecto a la segunda parte de su pregunta, yo no compararía Bolivia con Alemania, porque Bolivia tiene un régimen presidencialista y Alemania es parlamentarista. Si a Evo Morales hay que compararlo, no es con Angela Merkel,  sino con  Frank Walter Steinmeier, que es el presidente de Alemania, y ahí el presidente es elegido cada 5 años y no hay reelección para el presidente.

Le hago una consulta, porque los últimos procesos electorales, el referéndum, por ejemplo, y las elecciones regionales, de algún modo muestran un debilitamiento del liderazgo de Evo Morales. ¿Ya no es igual al de 2007-2008?

En las encuestas de empresas privadas, que son varias, y en las propias del gobierno, existe una drástica reducción de la aprobación y la intención de voto. En promedio podemos indicar que la aprobación de Evo Morales, que era superior al 60% hoy se ha reducido a la mitad. El más optimista le da 35%-36% y el más pesimista del 27% al 29%. Es decir, se ha reducido a la mitad y la intención de voto apenas pasa el 35%.

Hay encuestas que simulan escenarios de segunda vuelta hipotéticos en donde dan a Evo Morales perdiendo ante otros candidatos.

Evo Morales, cuando en los referéndum va contra nadie, es decir, cuando la opción es SI ó NO, pierde y ha perdido en más de un referéndum. En el referéndum reciente del 21 de febrero o cuando intento modificar el artículo 168 que habla sobre una sola reelección del presidente, perdió.

Ante un opositor hay una reciente encuesta que dice que ante cualquier opositor, incluso de primera vuelta, siempre que el opositor sea uno solo, Evo Morales pierde; y con una oposición dividida en segunda vuelta también pierde.

¿Y la oposición está en condiciones  de lograr un candidato de consenso, sea vía primaria o algún otro instrumento?

Hoy es difícil afirmarlo, pero de hecho hay una agrupación de la cual yo mismo soy parte, integrado por ex mandatarios actuales y jefes de partidos políticos de oposición, que estamos reuniéndonos permanentemente y uno de los temas, no hoy, pero los siguientes meses tendrá que ser la construcción de una alternativa unitaria. Hay grupos ciudadanos que están exigiendo, insistiendo, también la construcción de una oposición unida.

El 10 de octubre, que se recuerdan 35 años de vida democrática en el país, habrá, en las tres principales ciudades de Bolivia (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz), multitudinarias concentraciones en conmemoración de estos 35 años de vida democrática, y la oposición nacional estaremos en las calles oponiéndonos a la reelección indefinida que intenta hacer el partido de gobierno.

Usted recién mencionaba el caso de Nicaragua, en donde se fue ahí a la reelección indefinida, Venezuela está en una crisis, Ecuador está saliendo de ese autoritarismo competitivo, ¿cree usted que la región podría llegar a tolerar un giro autoritario por parte de Evo Morales?

Yo creo que la sociedad civil boliviana es muy diferente a la sociedad civil venezolana. No es algo casual ni retorico, pero sobre todo la sociedad civil paceña, acostumbra a decir “La Paz cuna de la libertad y tumba de tiranos”. Gobiernos autoritarios del pasado han caído por la movilización de La Paz principalmente y sobretodo el Alto de La Paz. Varios gobernantes quisieron gobernar no solo alejando a La Paz  y contra La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, que es el eje de Bolivia y donde está la mayor cantidad de la población.

Quiero comentarles que Bolivia tiene 9 ciudades capitales de los 9 departamentos, más la ciudad del Alto, diríamos 10 ciudades muy importantes donde están más del 80% de la población del país; 8 de esas 10 ciudades dieron la espalda ya al gobierno de Evo Morales. Por eso están muy preocupados y no se animan a ir a un referéndum de formar constitucional, ellos quieren pasar por alto el referéndum y simplemente quieren hacer un trámite burocrático con el Tribunal Constitucional para que habilite siguiendo, copiando el modelo que Ortega hizo en Nicaragua con una Corte Suprema dócil y sumisa.

Para el cierre. Porque uno recuerda que acá en Argentina la comunidad boliviana es una de las más numerosas, y aparte cada vez que hay un proceso electoral en Bolivia tienen un nivel de participación muy elevado ¿Qué interpreta usted de esta crisis, cómo la viven los bolivianos que residen en nuestro país?

Con mucha preocupación. Uno de los aspectos más preocupantes es que cada semana estalla un caso de corrupción; el último ha sido el del Banco del Estado, un banco estatal que Evo Morales y su gobierno lo administra de forma directa, donde varios millones de bolivianos fueron desviados y se descubrió el escándalo y este es el último. Antes había otros, referidos a aspectos institucionales del Estado, es decir, cada mes, y recientemente cada semana, estalla un escándalo público y la gente que apoyó a Evo morales, sobretodo el elector urbano, ya se separó. Sin embargo, hay unos sectores de clase media de abajo, sectores populares, sectores pobres, que aun tienen cierta lealtad por Evo morales y su partido. Sin embargo el proceso de erosión, deserción, frustración va en aumento irremediable.

Aun no hay comentarios. Sé el primero.!

Deje un comentario

 

— required *

— required *