Documento sin título

http://www.facebook.com/

 

Félix Seijas (Encuestadora Delphos) sobre las Elecciones de Venezuela: “El principal impacto de nuestras mediciones es el crecimiento del candidato Bertucci”

El 20 de mayo habrá elecciones presidenciales en Venezuela, junto a la renovación de los 23 Consejos Legislativos Estadales, esto significa que se celebrarán dos tipos de comicios; unos de carácter nacional y otros regionales, los cuales han sido rechazados por la oposición, aglutinada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y por la gran mayoría de los sectores de la sociedad civil, entre ellos la Iglesia Católica y gremios profesionales y sindicales, ONG, entre otros.

Las razones de su rechazo son variadas, pero todos coinciden en que estos comicios son fraudulentos desde su convocatoria, ya que fue realizada por una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para el 22 de abril y luego para el próximo 20 de mayo, integrada totalmente por militantes de la coalición oficialista Gran Polo Patriótico (GPP), que usurpó con ello una atribución exclusiva del Consejo Nacional Electoral (CNE), según la Constitución y leyes electorales; hasta su organización en menos de cuatro meses, cuando según la Constitución correspondían para diciembre de este año, ya que el nuevo período presidencial comienza el 10 de enero de 2019; violentando las mínimas garantías electorales de transparencia, imparcialidad y confiabilidad en los resultados como el pluralismo político, por las inhabilitaciones de los principales aspirantes a la Presidencia y de sus partidos políticos, entre ellos la tarjeta de la MUD.

En estas elecciones presidenciales, los tres principales candidatos son el Presidente Nicolás Maduro, el ex gobernador del estado Lara Henri Falcón, quien rompió con la MUD y se postuló  por su partido Avanzada Progresista (AP), con el apoyo del Movimiento al Socialismo (MAS), y una parte del partido Social Cristiano Copei; y el pastor evangélico Javier Bertucci, quien se postuló por el Grupo de Electores Esperanza por el Cambio, que dirige un consorcio religioso-empresarial con la denominación Maranathá.

Por esta razón Noticias Electorales entrevistó a Félix Seijas, presidente de una de las principales empresas de medición de opinión pública de Venezuela en los ámbitos político – electoral, como es Delphos; quien a menos de 10 días para los comicios presidenciales afirma que “el votante siente que ha sido vapuleado y que no tiene nadie quien lo defienda” y que las promesas no se han cumplido. Esto “ha mermado la capacidad de la oposición en su poder de convocatoria”.

Seijas es estadístico, PhD en Análisis de Datos Complejos por la Universidad de Southampton, Reino Unido, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en la Escuela de Estadística y Ciencias Actuariales. Fue director del Proyecto Fortalecimiento del Sistema Estadístico Nacional de Venezuela y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Entre 1992 y 1998 trabajó en el Instituto Nacional de Estadística como estadístico y jefe de las unidades Técnico Metodológica y del Programa de Encuestas a Hogares. Fue gerente general del Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD) hasta el 2005, año en que funda la encuestadora Delphos

¿Cuáles son los resultados de mayor impacto que pudo obtener en el último estudio de opinión pública de su encuestadora Delphos sobre las Elecciones Presidenciales del 20 de mayo?

El principal impacto quizás es el nivel de votación con el que viene creciendo el candidato Bertucci. Viene creciendo de una manera interesante. En este momento se ubica en aproximadamente en el 20 por ciento de la votación del padrón electoral. Por supuesto que no alcanza ni a Falcón ni a Maduro, que están virtualmente empatados en un escenario cerrado, pero esa votación de Bertucci Falcón la necesitaría para estar cómodo en cuanto a número de votos con respecto a Maduro.

¿Cuál es la muestra y en qué estados se hizo, el porcentaje de error, y en qué fecha se realizó?

Son estudios nacionales, en todos los estados, en todas las poblaciones del país, en los centros poblados mayor de 1 mil habitantes, estamos hablando de muestra de 1 mil 500 entrevistas

¿A qué cree usted se deba el incremento en la intención de voto de acuerdo al estudio de opinión pública de su encuestadora Delphos?

La disposición a votar se ha mantenido relativamente estable. No ha habido cambios mayores. Por lo menos en las últimas cuatro o cinco semanas se ha mantenido más o menos estable. Estamos hablando aproximadamente de un 50 por ciento de la población electoral que está dispuesta a votar con toda seguridad y aproximadamente hay un 15 por ciento que dice que quizás votaría. Esto se traduce en una diferencia importante por bloque político: el bloque oficialista está bastante nucleado y quiere ir votar, por lo menos así lo expresa; la parte opositora es donde existe una diferencia importante ya que solo el 40 por ciento dice estar totalmente seguro de ir a votar.

¿Podría afirmar que el 20 de mayo la participación estaría por encima del 50 por ciento de los electores inscritos en el Registro Electoral?

El nivel de votación va a depender si sube o no en los próximos días. Va a depender del ambiente que se logré instalar en los próximos días. Si se instala un ambiente pro – votación muchas de las `personas que están seguras de no ir votar seguramente lo harán. Pero también se puede crear un ambiente contrario a la votación y si llega a ocurrir, más bien disminuiría, lo cual quiere decir que esa persona que está dudando en ir a votar terminaría no yendo.

¿Qué significado podría tener para la legitimidad de estas elecciones presidenciales el hecho de que participe más del 50 por ciento de los inscritos en el Registro Electoral?

La legitimidad de unas elecciones no se mide por el nivel de votación. Esto no ocurre así en ningún lugar del mundo. A nivel de percepciones por supuesto que sí tiene impacto un nivel de votación importante; crea esa aura extraña pues la gente percibe que la población aceptó hacer de esto un evento legítimo, pero eso en realidad eso no lo legitima. Ahora bien, un nivel de votación de un 50 por ciento es un nivel importante. Sin lugar a dudas el gobierno puede presentarlo como algo bueno y exitoso ante la comunidad internacional.

¿Por qué cree usted que el candidato Falcón está estancado, mientras el candidato del sector de procedencia evangélica Bertucci está creciendo en apoyo popular?

El candidato Bertucci simboliza en cierta manera el outsider, simboliza el personaje fuera del espectro político tradicional y tiende a captar votos por ese motivo. A estas alturas, la disposición de las personas que no quieren votar por el candidato Falcón no ha cambiado mucho. El voto de Falcón está estancado por este motivo. La cifra de los que están dispuestos a votar ya está decantada. Lo poco que viene moviéndose en la disposición a votar la está capitalizando Bertucci como único candidato outsider. Mientras no se mueva esa disposición a votar todos los candidatos se mantendrán más o menos estables.

¿Por qué está perdiendo apoyo la posición de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y sectores fundamentales de la sociedad civil de no participar para no avalar un proceso electoral fraudulento y lograr en el futuro inmediato garantías electorales de transparencia y libertad para ejercer el derecho a elegir y ser elegido?

La Unidad, la imagen de la Unidad y del liderazgo político, ha venido sufriendo un fuerte golpe luego de las elecciones de la Asamblea Nacional, por haber creado una serie de expectativas que la gente siente que no ha cumplido. Desde la Asamblea Nacional se creó una serie de expectativas de que esta sería la última cola, que el cambio vendía pronto; después hablaron de los seis meses para salir de Maduro. Estas cosas no han ocurrido. Después vino el proceso de negociación y diálogo que fue mal evaluado, por la puesta en escena que ocurrió, seguido por el proceso de las protestas, en las cuales se planteó todo o nada o hasta que se vaya ni un paso atrás; la consulta popular del 16 de julio, el proceso de la Asamblea Nacional Constituyente. El votante siente que ha sido vapuleado y que no tiene nadie quien lo defienda, y que las promesas no se han cumplido. Esto ha mermado la capacidad de la oposición en su poder de convocatoria. A esto básicamente se debe.

¿Cuándo faltan 10 días para las Elecciones Presidenciales, usted cree que podría producirse un cambio de opinión masivo y resultar favorecido uno de los dos principales candidatos de la oposición?

En nuestros estudios no ve reflejado un aumento en la disposición a votar.

Aun no hay comentarios. Sé el primero.!

Deje un comentario

 

— required *

— required *