Documento sin título

http://www.facebook.com/

 

Per ballar tango, callen dos

Siento la obligación moral de contar esta perspectiva del conflicto catalán, que es muy difícil palparla si es que no se está in situ. Detrás del referéndum está el pueblo catalán, pero quien lo moviliza y quien lo organiza es un Estado, el catalán.

Antes de seguir, aclaro que me parece admirable el ciudadano catalán común, por la alegría y el ejemplo cívico y pacifismo con la cual han llevado adelante estas jornadas de reclamo, más allá de si este es o no justificado. Pero sería ingenuo pensar que detrás de ellos no hay políticos, que no hay aparato que los soporte. De hecho, pude constatar que sí los había, y este Estado (el catalán) es tan responsable de todo lo sucedido como el español. Cataluña es una de las comunidades autonómicas más ricas de España, si no de Europa, y toda esa estructura está al servicio de un grupo de partidos catalanes que quieren la independencia.

A la distancia es muy difícil verlo, y que tienen una estrategia muy inteligente por que hicieron creer a un número importante de catalanes que su causa era la causa de Cataluña y le hicieron creer a una parte importante de la prensa internacional de que ellos son víctimas. Sin embargo, la única víctima acá es el pueblo catalán, pero de su gobierno que lo manipuló. Una dirigencia que el domingo convocaba a su pueblo a agruparse a la puerta de las escuelas para hacer de escudo humano ante la policía, mientras ellos no se exponían a tal situación.

Lo grave de la cuestión acá es que el gobierno ha convertido en una cuestión de estado la independencia y ha invertido cuantiosos recursos en ello. Sin embargo, esto no debería ser así, porque claramente no es una causa de todos los catalanes.

El domingo solo fue a votar un 42% de los catalanes, pero las autoridades deben gobernar y representar también a aquellos que no fueron a votar, así como a los miles de extranjeros que, no directamente, no los dejaron votar.

Por este motivo es que quiero remarcar que la dirigencia catalana es también responsable de la situación a la que han llevado a su pueblo. Ellos también podrían haber encontrado otros canales para dialogar y otra forma de solucionar los problemas, por que como dice el dicho: para bailar tango se necesitan dos.

También creo, Madrid ha tenido respuestas con una falta de inventiva total que lo único que han hecho es promover que los catalanes crean cada vez más que la independencia es la única opción, la panacea a todos sus problemas.

Toda esta situación ha exacerbado el fanatismo, y hoy, quien vive en Cataluña y está en contra de la independencia, sufre una censura social.

Esto se puede ver en la forma en que bajan la voz los que apoyan el NO, y se ven obligados a guardar la bandera española después de sus marchas, por miedo a una represión o a ser increpados.

Hay un sistema político desgastado por la crisis económica del 2008 que encuentra validación y simpatía en su pueblo, es decir, votos, agitando las banderas del nacionalismo, ya sea catalán o español. Ambos deben buscar una alternativa para resolver este conflicto a través del dialogo y los medios que la democracia nos brinda, sin exponer a su pueblo al conflicto entre coterráneos.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Inchauspe

Politologo de la Universidad Católica Argentina. Maestrando en Comunicación política en la Universidad de Alcalá de Henares. Coordinador para la Unión Europea de la ONG Transparencia Electoral.

Últimas entradas deGonzalo Inchauspe (ver todo)

2 Comments

  1. Marcela Perazzo dice:

    Excelente artículo

  2. Maria Carafí dice:

    Muy buen punto de vista!!! Quienes son los aliados de los políticos catalanes? Sería bueno saber a quién le conviene la división europea. China? ISIs?

Deje un comentario

 

— required *

— required *