Al menos ocho binomios ultiman sus listas de candidatos a presidentes, senadores y diputados que llegan a 352 en el país para registrarlos en el Tribunal Supremo Electoral (TSE), en La Paz, al filo del plazo que vence este lunes y con miras a participar en las elecciones del 3 de mayo.

Los ocho binomios que han anunciado su participación hasta ahora son: Jeanine Áñez y Samuel Doria Medina (Juntos), Carlos Mesa y Gustavo Pedraza (CC), Ruth Nina (Pan-Bol), Jorge Quiroga (Libre 21), Luis Fernando Camacho y Marcos Pumari (Creemos), Félix Patzi (MTS), Chi Hyun Chung y Jasmine Barrientos (FPV) y Luis Arce con David Choquehuanca (MAS). (Ver infografía).

El diputado Enrique Siles, de Unidad Demócrata y de la alianza Juntos, dijo que buscan “a los mejores hombres y mujeres” para definir su lista.

Andrea Barrientos, de Comunidad Ciudadana, dijo que la lista de candidatos no sufrirá grandes cambios respecto a los comicios del 20 de octubre, cuyas elecciones quedaron sin efecto luego de que se denunció un fraude.

Explicó que hicieron modificaciones porque buscan incluir a más sectores como organizaciones sociales, indígenas, jóvenes y cumplir con la paridad. Otros se retiraron.

Ruth Nina manifestó que no acudió el sábado a la reunión del Comité Cívico pro Santa Cruz, porque sabía que no se iba a lograr un bloque único o que un candidato renuncie, porque ella fue la primera en dar un paso al costado. Sin embargo, se decepcionó, porque ninguno cedió.

Dijo que la lista de Pan-Bol estará compuesta por indígenas, mineros cooperativistas, transportistas y gremiales.

El MAS convocó a sus militantes a la plaza San Francisco de La Paz a las 12:00 para que acompañen la inscripción del binomio y listas en el TSE.

Jorge Quiroga y Félix Patzi aún deben definir a sus acompañantes a la vicepresidencia.

Análisis

El analista Carlos Cordero manifestó que la presencia de ocho binomios será positiva para la democracia y su pluralidad, pero hay que ver cómo se comporta el elector. Dijo que hay tres bloques: el MAS, que es un partido en crisis; el grupo de Mesa, y el de Áñez. En tanto, la participación de Evo con pronunciamientos continuará, pero las “elecciones se ganan con votos; no con escándalos”.

El abogado Rolando Ramos considera que la gran presencia de partidos en la oposición provocará una dispersión del voto y una fuerte disputa entre Áñez y Camacho en Santa Cruz. Esto podría favorecer al MAS, que tiene el “voto duro” de un 30 por ciento. Sin embargo, esta ventaja puede cambiar si hay una segunda vuelta entre el MAS y un frente opositor.

Extraído de Los Tiempos