El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil concluyó este lunes 8, el escrutinio de los votos de la primera vuelta de las elecciones 2018. La última urna, del total de 454.490, fue recibida desde la ciudad de Houston, Estados Unidos. De acuerdo con las cifras consolidadas, la abstención general fue más de 29,9 millones y llegó a 20,33% de los votantes, el nivel más alto desde las elecciones de 1998.

La tasa más alta de la no asistencia en Brasil se registró en el Estado de Mato Grosso, con un 24,55%; y la menor en Roraima, con el 13,92%.

De acuerdo con el TSE, del total de 147.306.295 electores, 117.364.560 (79,67%) acudieron a las urnas. Los votos válidos totalizaron el 91,21%, los votos nulos el 6,14% y los votos blancos el 2,65%.

El candidato Jair Bolsonaro (PSL) recibió la mayor parte de los votos válidos: 49.276.990 (46,03%). Fernando Haddad (PT), su adversario en la segunda vuelta de la disputa presidencial, recibió 31.342.005 votos (29,28%).

En el exterior, la abstención llegó a más del 59% y superó el número de aquellos que acudieron a las urnas.

Entre los electores aptos para participar en las elecciones fuera de Brasil, 470 no pudieron votar porque las secciones electorales no llegaron a ser montadas en las localidades donde ellos estaban registrados. En la ciudad de Damasco, en Siria, 195 electores estaban aptos, la votación no fue realizada por cuestiones de seguridad.

En total, 202.766 electores fueron a las urnas fuera de Brasil. El índice de votos válidos fue del 95,37%, de votos blancos del 2,49% y de votos nulos del 2,14%.

Cuando se tuvieron en cuenta sólo los votos en el exterior, Jair Bolsonaro quedó en primer lugar de la disputa presidencial, con 113.690 votos (58,79%). Ciro Gomes (PDT) se quedó en segundo lugar, con 28.073 votos (14,52%); y Haddad en tercer lugar, con 19.540 votos (10,10%).

 

Con información de Estado de Minas