El partido señala que el combate se dará en las cortes y en las calles. «Vamos a presentar todos los recursos a los tribunales»; «vamos a defender a Lula en las calles, junto al pueblo, porque es el candidato de la esperanza», afirman mediante el comunicado.

«Ante la violencia cometida hoy por el Tribunal Superior Electoral (TSE) contra los derechos de Lula y del pueblo que quiere elegirlo presidente», el PT «seguirá luchando por todos los medios para garantizar su candidatura en las elecciones del 7 de octubre», indicó el Partido de los Trabajadores en un comunicado emitido este viernes luego del pronunciamiento del TSE.

Además el PT instó a acatar «los tratados internacionales ratificados por Brasil» y dijo que tiene «la obligación de cumplir» una reciente recomendación del Comité de Derechos Humanos de ONU para que el exmandatario pueda ser candidato e incluso hacer campaña desde la cárcel.

En caso que Haddad, de 55 años, sea designado candidato, su compañera de fórmula será Manuela D’Avila, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), según un acuerdo previo entre ambos partidos. Por lo pronto, este lunes se prevé la visita de Haddad a la cárcel de Curitiba para conversar con Lula sobre las próximos movimientos del partido, y por la tarde, el ahora candidato del PT participará en mitines en Porto Alegre.