Como una forma de agilizar el proceso electoral, tanto para los vocales de mesa como para todos los votantes, un grupo de diputados del PPD y PS presentaron una reforma constitucional para establecer un padrón electrónico único para todas las elecciones, que de ser aprobado podría implementarse en el próximo plebiscito constitucional del 25 de octubre.

La moción busca cambiar el actual padrón, que es específico para cada mesa de votación, por un registro universal, disponible en todas las mesas electorales del país de forma electrónica permitiendo a los ciudadanos votar en cualquiera de ellas, independiente de su lugar de residencia o ubicación durante la jornada electoral.

Este padrón electrónico único sería administrado por el Servicio Electoral y, según su autor, el diputado PPD Rodrigo González, busca facilitar la participación y otorgar mayor eficiencia en la entrega de resultados “producto de esta pandemia, que ha modernizado muchos procesos”.

“Es importante que nuestro actual padrón -añadió el parlamentario- también pueda brindar la posibilidad a las personas de votar en el centro de votación que le sea más cómodo o que tenga más cercano durante la jornada electoral, y no limitarse solo a una mesa fija, hecho que restringe la participación y desincentiva al ciudadano que por distintos motivos a veces no puede acercarse a su mesa asignada”.

“Más allá de la coyuntura de la pandemia, se nos presenta una gran oportunidad para modernizar nuestra democracia frente a los desafíos que representa la actual revolución tecnológica, la cual ha transformado profundamente a nuestra sociedad en cuanto a sus principios, valores, creencias y costumbres”, agregó González.

Según fundamenta el proyecto, el vocal o el propio ciudadano podría digitar su cédula de identidad en una máquina y mostrarle las elecciones y candidatos que le corresponde, de acuerdo a la comuna o distrito donde el ciudadano esté inscrito. Ello reduciría considerablemente los desplazamientos de las personas dado que el padrón electoral comprende siempre un local a menos de 500 metros de los electores.

Extraído de Fortín Mapocho